¿Es ésta la forma en que un tutor debe educar a su pupila? ¿Es éste el modo deseable de relación entre primos y primas, hermanos y hermanas, tíos y sobrinas?
¿Y qué decir del vínculo sagrado entre un padre y su amada hija?
Tal vez que VICIOS de FAMILIA 3: LAS DEPRAVADAS, parece haber hallado la más saludable de las respuestas a estos trascendentales interrogantes.