Sólo permítanme acotar que si bien la condensadísima edición de mis respuestas hace que en algunos casos no me reconozca del todo en ellas, en general la nota es fiel y –a qué negarlo- hiperdinámica. 

 

PD: por cierto, mi canal de difusión/expresión online no es un blog sino esta web por la que estáis navegando, hijos míos.  Que la luz del Señor esté con vosotros, y si tienen, con su espíritu.
                                         

César Jones, 16 de agosto de 2011.