César Jones en respuesta a los dichos de Maytland en el Nº 102 de “Haciendo Cine”.

 

Ay, ay, ayyyyyyyyy, veamos: jamás dije que Víctor Maytland representara la tinellización del género, y no lo he dicho no sólo porque no lo creo, sino, y sobre todo, porque ese tipo de neologismos -menemización sería el otro ejemplo paradigmático por estas tierras- no son más que falseamientos ideológicos blandidos por quienes pretenden así procurarse por oposición el ilusorio lugar de los justos y autosantificados de nuestra bendita escena social y cultural. Demonizamos al fenecido Neustadt y nos situamos política, mágica e hipócritamente del lado de los que no portan mácula; condensamos en Tinelli toda la aparente desgracia de los media y replicamos el ardid en el campo audiovisual, y así ad infinitun.  Paso, y espero pasaré, de este –mal- solapado puritanismo tan en boga entre las pías almas criollas de estos tiempos que tocan.
En segundo término, tampoco me arrogué nunca el poseer “una veta más artística”, tal como asevera mi inefable colega; en todo caso han sido diversos periodistas en publicaciones varias los que han firmado esa observación, que nunca refrendé y por el contrario me he encargado puntualmente de desestimar cada vez que ha habido la ocasión.
En fin, no siendo ya para más, les dejo entonces mis más cordiales saludos esperando haber zanjado de una vez por todas estas inútiles controversias, a menos que, claro, se avizoren para ellas horizontes de estímulo en un futuro cercano.  Permítaseme dudar.

...............................Lars Von Jones, 22 de abril de 2010.