Entrevista a Julieta Julks: "Fuego de noche, nieve de día", por Claudio Marazzita. Diario Clarín.

 

28.07.2006
PORNOSTAR: JULIETA JULKS
Fuego de noche, nieve de día

A los 21, mientras la mayoría estudia, ella ya es una promesa porno. Conocé la doble vida de Julieta: actriz xxx… y niñera. ¿Se puede?

 

Txt. Claudio Marazzita.

Apenas se abre la puerta, el flash de una cámara de fotos se dispara y Julieta Julks (21) aparece en culotte por el departamento del barrio de Belgrano. ¿Alucinación? No. Ella es actriz porno y niñera y así, sin complejos, pela su cuerpo. “Nunca se me hubiera pasado por la cabeza laburar de eso. Siempre me gustaron mucho los nenes… Cuido a dos chicos, de entre 1 y 5 años”, cuenta. ¡Shh! No le digan a nadie porque sus jefes y papis no saben que ella protagoniza pelis porno, aunque es consciente de que el hechizo podrá romperse con sólo abrir el diario.

 

—Cuándo filmás, ¿en qué pensás?

 

A veces te acordás de escenas o volás, disfrutás. Igual, ¡nunca terminé en una actuación! (se ríe). Pero eso no quiere decir que la pase mal… Le ponés todas las ganas para que salga natural.

 

—Entonces ¿sos gauchita?

 

Ja, sí, claro. Vi películas argentinas en las que la mina no quiere hacer nada… ¡Horrible! Y eso sale en la filmación. Yo digo: ¿para qué lo hacen? ¿A robar guita? Si no disfrutás lo que hacés…

 

Como joven promesa del pujante porno nacional, Julieta hizo varios videos cortos para la Web y tres películas en un año: Los desviados, Perversiones sexuales de un terapeuta y Colegiadas ardientes, esta última para España. Empezó a filmar para cumplir su fantasía de hacer una porno y mostrar sus dotes. Antes, estudió medio año para ser maestra jardinera e incursionó en el mundo swinger. Después, buscó productores de cine condicionado y se topó con el director César Jones. Ahora le encantaría estar en una peli junto con los pornostars Nikita Denise y Rocco Sifredi. Pero si tuviera que elegir partners locales serían Facundo Arana y Silvina Luna. “Me gustaría hacer una escena en la que haya muchos chicos y chicas. Con siete locos y dos minas. Mejor si es impar”, se deleita la niñera hot.

 

—¿Empezaste por una fantasía o como una buena salida laboral?

 

Para ganar unos extras. Cuando vinieron unos polacos saqué 2 mil pesos en dos días. ¿En qué otro laburo ganás eso?

 

Julieta aclara que no lo hace sólo por la plata: “Hay una producción cada tanto, imaginate si tenés que esperar esa película para manotear guita”. JJ está de novia desde hace seis años (“algo así como empresario”, desliza) y él le marca sus errores actorales, como mirar fijo la cámara en alguna escena.

 

—¿Qué cosas nunca harías?

 

Zoofilia. ¡Ni a palos! Ni que me vengan con mucha guita, porque es algo que no me gusta.

 

—Y si viene un espectador y te ofrece 10 mil dólares… ¿que dirías?

 

Nada, porque no laburo de eso. Yo disfruto las películas. Está bueno que te paguen sólo por lo que te gusta.