Entrevista vía e-mail de Santiago Zaz a César Jones para su blog Soy un tipo desagradable.
Reproducimos aquí el texto completo.

 

Santiago: Como sé que estás apurado y acabo de chequear el mail intentaré las respuestas ahora mismo, aunque no garantizo lucidez (o garantizo menos que la habitual...).


¿Cómo llegaste a tu profesión?

En primer lugar no lo considero una profesión, me siento más bien a caballo de una experiencia que intento sea vigorosa y me lleve a la novedad.  En la idea inicial de realizar una porno, allá por el 2000, deben haber confluido miríadas de factores que ni siquiera sospecho, junto a algunos que puedo entrever: el rol clave del sexo en mi vida -en la vida-, mi reiteradas entradas al género en tanto espectador, y la posibilidad de volcar mis conocimientos previos sobre realización cinematográfica sobre mi desconocimiento previo absoluto en lo concerniente a realización pornográfica en particular.  Construir sobre la ignorancia, deconstruir, experimentar sin ánimos experimentalistas.  Luego el azar, el inconsciente y millares de circunstancias, la contingencia bah, habrán detonado el impulso eléctrico que dio vida en mi cerebro a la simple idea: "hagamos una porno...".  Creo no sé mucho más al respecto y en todo caso llegaría el momento de convocar a otro tipo de saberes: sociológicos, psicológicos, etc. etc.

¿Tiene comparación con la actuación de otros estilos?

Es relativo, hay muchos films orientados al documental liso y llano, y entonces los protagonistas miran a cámara permanentemente, a veces uno de ellos es el cámara, y hay una apelación directa al receptor sin dobleces, aunque aquí entramos más bien en el terreno del discurso...  Hay también films que exigen pequeñas fachadas de ficción en donde la interpretación actoral pasa más por una suerte de parodia de algún estereotipo de la ficción cinematográfica no-porno, funcionando así como otro tipo de guiño al espectador, una apelación que en este caso no necesita la mirada a cámara sino el saber referencial del receptor para poder captar la referida parodia, excusa para el sexo que se desplegará acto seguido. 

Por otro lado, hay films que intentan actuaciones con más puntos de contacto respecto de performances dentro de films no explícitos, adosándoles obviamente la consabida cuota de hardcore en generosas dosis.  Aquí el rigor actoral varía desde el impecable desempeño del elenco de "Taboo", por caso (un clásico del género que trata sobre el incesto), hasta las relamidas y epidérmicas contribuciones de los staffs de Salieri y toda la saga de directores europeos "refinados", digamos. 

Finalmente, films inclasificables, excitantes en todo sentido muchas veces, en donde no sabemos si asistimos a una maravillosa demostración actoral o simplemente a un caso de documental extremo con ribetes antropológicos (véase por caso la escena en que la protagonista mantiene diversas relaciones sexuales con los ancianos de un asilo de indigentes en "Kelly in Rome 2", dirigida por Rocco Siffredi). 

Quizá podríamos concluir que hay puntos de contacto de acuerdo al tipo de discurso que el film porno de que se trate maneje, y que hay también, claro, ítems de la faceta actoral que son privativos del género condicionado. 


¿Cuál es la relación entre los actores en el set?

Una vez más, depende en grado sumo de la dirección de actores y el trabajo previo de casting.  En industrias hiperdesarrolladas como la norteamericana, el "profesionalismo" hace que los actores se encuentren directamente en el set, cumplan las prácticas convenidas por contrato, y salgan corriendo a buscar a los chicos al colegio.  Hablo del mainstream, no de los intentos alternativos.  En nuestras pampas, un señor como Víctor Maytland trabaja exclusivamente con "gatos" (sin connotaciones peyorativas), que llegan, acometen su tarea y se van; nada muy distinto sucede con los varones.  Casi un trabajo de oficina.  Nuestra experiencia al frente de LPsexxx aborda la cuestión desde otra mirada: en primer lugar intentamos contactarnos con gente que, más allá de cobrar su cachet, esté interesada y predispuesta a una experiencia tanto fílmica como sexual, lo cual abre insospechadamente el abanico de posibilidades creativas.  Por otro lado, programamos reuniones previas para que el elenco tome contacto, suerte de "caldeamiento" pre-actuación, que sirve para estrechar lazos, entrar en confianza, "romper el hielo", como suele decirse.  La cordialidad se nos torna imperiosa a la hora de aventurarnos en un rodaje, tanto entre actores, como entre éstos y los directores y técnicos.  Sobre todo si la intención es abordar una experiencia transformadora al avanzar a través de un film, y no transitar el hastío cosificante de un puñado de genitales arrojados a la pantalla sin fe y sin que importe...


 ¿Cómo son los actores en la vida normal? Su vida, sus costumbres…

Son tan diversos como podrías imaginarte que lo son quienes están viajando ocasionalmente contigo en un colectivo... Desde ya es un mito que vivan por y para el sexo en una larga orgía desenfrenada y blah blah.  El sexo es parte importante de la vida de los actores, ¿pero eso los distingue de otras muchas personas?  Supongo que no, luego cada cual transita sus pasos tan desiguales a los de los otros como los míos de los tuyos.


¿Cómo es el trato entre los actores luego de filmar? ¿Terminan una escena y siguen charlando de cualquier cosa, o no se controla el estímulo?

Luego de un corte, al menos en nuestra experiencia, los actores simplemente aguardan el próximo plano, o proponen un descanso en el que generalmente conversan entre sí, o intercambian ideas con los directores, etc.  Sí, también ha sucedido que una escena de gran calentura haga a dos protagonistas, por ejemplo, olvidar totalmente la presencia de la cámara, o mejor aun, internalizarla e incorporarla al éxtasis de este modo, lo cual resulta en momentos de alta temperatura que luego se incorporan al film.  Algo importante es la exploración del cuerpo del otro, ésa que otorga la confianza necesaria para luego poseerlo, "faltarle el respeto", y hablo de hombre a mujer o de mujer a hombre, o de travesti a mujer, etc. etc.  A veces también, la coincidencia va más allá del set y las experiencias recogidas en un film se extienden allende la pantalla y mi vago conocimiento... ya no tengo nada que hacer allí (a menos que me inviten...).


¿Cuál es tu impresión del amor, la pareja, el sexo fuera de cámara?

Últimamente escapo de las "grandes cuestiones", no sólo porque me sienta incapaz de abordarlas, o quizás no tanto por eso, sino porque dudo de su misma existencia.  Sólo puedo ofrecer algunos jirones que hoy soy yo respecto de esos temas: el amor es más la confluencia fortuita de dos o más egos cuyos intereses se alimentan mutuamente... lo cual, claro, es un estado de cosas inexorablemente temporal, pero extremadamente placentero cuando se experimenta.  La pareja es un lugar desde donde dos pueden vigorizarse hasta el infinito -o un poco menos- si se complotan para derribar sus propios límites. En cuanto al sexo... ¿existe otra cosa?


¿Cómo nace una estrella del porno?

Pues por el Cono Sur aún no hemos tenido la ¿fortuna?, dado que el star system está estrechamente ligado al funcionamiento de una industria consolidada y exitosa.  Estados Unidos y Europa producen estrellas, por ese motivo.  Pero es tan aburrido, la estrella porno es la quintaescencia de la replicación del xxx canonizado, valga el término.  Todo debe repetirse, clonarse hasta el infinito en sagas que convocan a un hastío imposiblemente más lejano a la experiencia sexual como hálito vital, celebración dionisíaca, derrumbe -al menos temporal- de nuestros más arraigados mandatos familiares y sociales, etc.  La estrella porno es menos excitante que mamá para todos aquellos que hayan resuelto medianamente el complejo de Edipo... Hablando en términos yanquis, me estimula mucho más el concepto de " girl of the next door ", mi vecina, la chica de al lado, la que puede ser ella puesta en pantalla.  La anti-diva en todo caso, o es que soy el único que tiene vecinas mucho más lindas que Susana Giménez y Valeria Mazza juntas??


 ¿Algunos datos de tu filmografía y experiencia profesional?

Filmografía LPsexxx realizaciones:

"Las fantasías de... Sr. VIVACE" (OS.AL GROUP, 2001)

"El profeta" (Capitol Hot Video, 2002)

"2176. Clones bisex" (Digital Sex Multimedia, 2002)

"Pornumental" (Buttman Nacional, 2004)

Todas dirigidas por César Jones & Trash Meyer, excepto “Las fantasías…”, dirigida por César Jones.


PD: Actualmente estamos rodando nuestro quinto film xxx, algo así como una adaptación libérrima del clásico "Alicia en el país de las maravillas", y digo libérrima -más allá de la obvia transposición de texto y género- para referir así nuestras fragilidades realizativas al acometer un proyecto tal.


Espero te haya servido, un abrazo y estamos en contacto

 

César Jones, 19 de octubre de 2002.