La culpa es mía, que leo.