Al paso que vamos, estoy en condiciones de afirmar que no habrá Big Crunch ni fenómeno cósmico parecido; el mundo tal como lo conocemos desaparecerá en el acto supremo y final de prohibirse a sí mismo. Nuestro agujero negro es el progresismo.