El periodista Hernán Panessi está trabajando en un libro sobre cine triple x criollo. Supongo que fue por eso que hace unos días me pidió amablemente respondiera a la siguiente pregunta: ¿qué es el porno argentino?
La que sigue mi versión:

¿Qué es el porno argentino? En principio un rótulo genérico-"gentilicio" que se utiliza, tal vez en el mejor de los casos, para aglutinar una suma de voluntades de todas las calañas, mayoritariamente dispersas, y que por desinterés y torpeza propios, imponderables, circunstancias varias y en fin, otros azares, se ha venido desbaratando sistemáticamente a sí misma desde el momento exacto de su salida de la clandestinidad por estos lares.
Sin embargo, con todo y arribistas, fulgores, reyes autoproclamados, esmeros amorosos, INTERNET 2.0, aciertos, errores y/o calamidades, el porno argentino es, también, un lugar donde mucho, por no decir casi todo, está por hacerse o reconstruirse.
Y así es que algunos aventurados, con nuestras virtudes y carencias al hombro, claro, ya estamos queriendo transitar este nuevo desafío que se yergue ante nosotros, excitante, arduo y tan cerca que casi se lo puede tocar.