Respondí que "es de todo, en principio es fascinante, si no no lo haría. Pero hay momentos de tedio, de júbilo, de frustración, de euforia, de decepción, de sosiego, pasás por todos los estados, pero si estuviste dispuesto a pasarlos, es porque de verdad te gusta. Hacer lo que te gusta no es un placer continuo, tiene dificultades y a veces hasta es torturante. Pero no podés vivir sin hacerlo". De momento, es todo lo que puedo ofrecerles de cara a este 2017.