Siento un hondo desprecio por el izquierdismo fácil de la "colonia artística".