y veo gente con las sillas en la vereda, manipulando sus celulares y surtida con termos y paquetes de Don Satur. El futuro llegó, hace rato.