Paseó su impudicia, también, por Santiago de Chile.
Dosis a dosis, iremos ampliando.