Que muchos pendejos no sepan crearse una cuenta ni enviar un mail, ¿es testimonio de la velocidad a la que cambian los dispositivos en red o una nueva forma de analfabetismo informático? Los escucho.