Atajaría Orión y el 9 sería Higuaín. Jugaríamos sin público y nuestro clásico sería contra Argentina. Ah, casi lo olvido, ya me reservé el cargo de DT y único miembro de la comisión directiva.