No pierda la capacidad de decir y dejarse decir cualquier cosa a la hora del sexo. Eso nada tiene que ver con la violencia de género. No sea pelotudo.