Tengo unas ganas de mostrarles las cosas literalmente alucinantes -en el sentido porno del término- que suceden en FAKTOR FELLATIO, contarles y enseñarles tantas cosas dignas de dejar cuerpos sensibles boquiabiertos... pero no. Debo ser fuerte. Que sea sorpresa cuando todo esté concluso. No puedo creer el material que estoy editando. No puede ser. Y ya verán que es la neta, y no ardid publicitario. Cashaboca.