Acabo de leer un post de una persona que afirma haber visto la espantosa foto de una niña de ocho años en una situación sexual que no hace falta describir (aunque ella lo hizo con detalle) homologando esa aberración al porno. Ya es un ex contacto, una criatura pelotuda que se va. "Adiós, pelotudaaaaaaa, lleva tu mala conciencia bien lejos de miiiiií y no olvides jamás regresaaaaaaaaarrrrr". Así la despedí mentalmente, como si hubiera embarcado con rumbo al carajo y yo la saludara desde tierra, feliz de que se alejara para siempre.