No sé por qué hice y hago porno, sólo tengo conjeturas débiles y cada vez más dudosas.  Bueno, en realidad estaba mintiendo: lo hago porque me gusta, lo que no puedo desentrañar son las alquimias en mi inconsciente que le dan forma a este querer.  Por lo demás, no echaré mano a juicios ético-estéticos que blanqueen o legitimen mi deseo, eso se lo dejo a los cruzados de todas las causas. 
Buenas noches / buen provecho.
                                                   José María Jonestica.