FAKTOR FELLATIO está tan buena que no puedo ni editarla. Ommmmmmmmmmm. Ya ven, he perdido el último vestigio de pudor, pero no es vanidad, es entusiasmo. ¡¡¡Agrrrrrrrrrr!!!