El que resucita tiene que vivir.