Lo importante es ser buena gente o intentarlo, y ahí las ideologías no tallan. He conocido cada hijo de puta con ideario bien visto...