Veo esas promos de "Amor por el cine" en Incaa TV y me doy cuenta que no me habitan los amores genéricos. Ni por el cine, ni por la música, ni por la filosofía ni por nada. Mis amores son específicos.