Tengo un mantra muy bizarro para dormir: repito formaciones de equipos de fútbol de antaño. Empiezo siempre por la de la selección del '78: Fillol, Olguín, Galván, Pizzariello (me gusta deformarle el apellido al Káiser) y los que siguen. Si estoy muy palmado, no llego a Tarantini.