"Qué programón, qué programón, ver las pelí de césar yon". Dicen que así se cantaba en las canchas allá por los dorados 70, cuando el partido se ponía aburrido.