En términos de televisión pública la nueva administración está en pleno work in progress. La gráfica es menos pregnante y aparecen caras hasta hace poco impensables (Tom Cruise, Mel Gibson); la programación de cine bajó varios escalones. Por otro lado, en Encuentro se está cortando con la ubicua díada peronismo/dictadura y aparecen documentales sobre nuevas tecnologías, cuerpo y prótesis, muy interesantes, como el que estoy viendo ahora mismo. El futuro dirá.