¿Será eso el tatuaje? No sé, no creo; es una pregunta franca.