Ese lugar sin lugar para las buenas intenciones. Qué maravilla.