"Videodrome" (y más precisamente la señal a la que alude el título de la peli) anticipa el cauce que el porno mainstream tomaría por los siguientes treinta años. Y contando.