Qué falta de épica, me voy a ver un peplum.