Quiero expresarles mi amor a mis amigos y conocidos kirchneristas que no me retiraron la palabra, y los otros se van a la concha de su madre, desde ya.