Veo en Incaa TV algo así como un documental donde una niña de no más de 8 años lee un texto en el que Sarmiento aparece como un racista despreciable que preconiza la superioridad de la raza caucásica sobre el resto. Qué lástima que olviden contextualizar, que no se explique que al mirar para atrás, a los de atrás, debemos ser sincrónicos y sólo después trazar una transversal temporal. Lo contrario es adoctrinamiento, falacia, y es gratis y falso. Sarmiento era evolucionista, como lo era el mundo en esa época, de Marx a Darwin. Y un loco fisurado y genial con luces y sombras, como todo gigante. Eso (y todo lo que hizo Sarmiento por este país) sería más digno de contarle a un niño cuando se habla de uno de los tipos más importantes de nuestra historia.
Me tienen podrido con el relato.