...me comí una jornadita de casi 12 horas ida y vuelta La Plata-Buenos Aires que debió haber sido de 6, a todo trapo. Soy un luchador social.

 

PD: lucho contra la guita que no me alcanza, contra el maltrato sistemático del Estado expresado en casi todas sus instituciones, contra el destrato del prójimo que se apropia del espacio público y empobrece mi libertad de trabajo, contra el desprecio abierto del transporte público para con sus usuarios, en especial el del grupo Plaza, y contra los comentarios necios que probablemente comience a recibir esta publicación en menos de dos minutos. Lo dicho: soy un luchador social.