Si no fuera porque tan sado no soy y, sobre todo, porque no puedo, yo le habría dado uno o dos años más a Cristina, o en su defecto entregado la presidencia a Scioli (justo premio al ganador moral), a ver qué hacían. Me mata la curiosidad, como al gato aquél.


PD: la provincia a Aníbal no, con eso ni un chiste.