Recién veía en Incaa TV una suerte de making-of de "Grasa". Yo fui parte del jurado que la premió como mejor peli iberoamericana en la pasada edición del BARS. Es decir, sus cualidades están a la vista. Uno de sus protagonistas, explicaba que el objetivo de la peli era elevar la vara de indignación del espectador frente al tratamiento burlón de ciertos temas sensibles. La verdad es que yo no me indigné en ningún momento, más bien me reí muchísimo. Sin embargo, hay temas que no me causan gracia. Jorge Julio López y Marita Verón, por ejemplo, no entran en mi imaginario en forma de chiste alguno. Deber ser que soy poco incorrecto; lo cual ha de ser una forma de incorrección, supongo.