Primer gran pifie de Macri, grosso, grave (aunque como jugada política la reditúe), contra otras medidas y señales muy auspiciosas. Me sorprende la mesura de Massa y no me sorprende la honestidad de Margarita. El kirchnerismo como flamante garante de la institucionalidad republicana, me da risa.