Con razón los celosos custodios del género la emprenden especialmente contra Lucrecia Martel: es que ella lo entiende mucho mejor.

César Jones, 28/VII/2011.