Todo discurso anti es fascista, incluido el antifascista,