Tenemos que dejar de versear con la expresión "cambio de paradigma" por lo menos por dos años.