A muerte con la oligarquía formoseña: no pasarás, villerito europeizado.