Algo que voy a extrañar es sentirme expulsado de todas las fiestas patrias, aunque, dicho sea de paso, nunca me interesó concurrir a ninguna. Qué va a ser, todo lo aéreo se desvanece en lo sólido. Dicen.