Se fue de este mundo Josue Marcos Belmonte, Ioshua. Me unía con él una hermosa y rara amistad, desde antes de las redes, aunque por una cosa o por otra nunca nos conocimos personalmente. Ioshua cargó toda su vida con un dolor que no eligió, e hizo arte con ello. Ahora ya no sufre, le toca descansar, como dijo un amigo. Ya se hizo ángel. QEPD.