Sí, la vieja consigna stalinista: “mejor que lo diga un judío“, aplicada por varios ilustres de nuestra cultura, incluso por cierto pilar bien nutrido de la cinefilia local. No obstante y más allá de las miserias del progresismo argentino (bastante más allá), aparecen las palabras "abismales" de este texto imprescindible, cuya lectura sugiero fervorosamente.

"La decencia de callar", por Perla Sneh:

http://tomabra.wordpress.com/2014/09/21/la-decencia-de-callar-por-perla-sneh-la-teclaene/