Qué alegría tranquila. Ilustro con una captura de "Zorra" que no es precisamente un canto al foco porque sí. ¡Saluttos!