Sábato, zapping y 678.

El cuerpo del escritor aún tibio y ya asistimos a un -muy correcto en sus modos, eso sí- juicio sobre su ética (...) y el demérito de haber sido -según los magistrados- el vocero literario de la clase media.  Fueron unos segundos en medio de un zapping, quizá haya habido algo más venturoso (dudo, dudo) que esta permanente calificación/descalificación y un intermedio "debes mejorar", suerte de Purgatorio para los que todavía no están -o ya fatalmente no estuvieron- lo suficientemente cerca del Modelo, de la Verdad.
Alta y de goma la vara...