Sea cual fuere el resultado de mañana, uno de los logros de Argentina habrá sido llegar a la final a pesar de las publicidades de Quilmes. Vamos, carajo. Ah no...