.

Ahora el turno de otro impresentable, Diego Bossio, titular de la Ansés, quien dice sobre el actor que encarnó al "abuelo Quique": "La pasó mal por la crisis del 2000 y tuvo que hacer ese tipo de actuaciones". Habría que recordarle que la peli se filmó en 2007, plena primavera del supuesto "mejor gobierno de la historia". Caraduras todos los participantes de este sainete, excepto Carlos, su única y verdadera víctima.

PD: El flamante aunque comprensivo puritano Bossio intenta el argumento de la compasión impostada para exculpar al actor, que entonces habría caído bajo a su pesar, como el padre que roba para alimentar a su hijito. No se le ocurre ni le conviene pensar que el porno es un género cinematográfico y un oficio digno, claro, esto si se lo transita con todas las cualidades que a él parecen faltarle. Nauseabundo.