... los de arriba, tras la fantasía, tienen que arremangarse, marcar, molestar, bajar y sudar. Así nos veo con chances, y de este modo finalizo mi brevísima columna mundialista del día de la fecha. Archívese.