Ojo que decir "la mesa está servida" y que suene creíble es bien complicado. Los desafío a ustedes en sus casas. Yo lo estoy intentando ahora con distintas entonaciones por los diversos ambientes de mi departamento, desnudo, para imprimirle más carácter a mi interpretación.