Ayer me leí este cómic sobre las peripecias de un argento medio granuja que busca empleo en Nueva York. Como mi querido Ale Rozitchner cayó en la cuenta de que a los chinos un poco los quiere, así a mí un poco me gustó este libro.


Notable, para los que lo conocen, el "incidente Rozitchner", y muy elocuente para señalarnos dónde buscar la intolerancia y la "derecha" en estos tiempos (no precisamente en las palabras del filósofo, por cierto).