No importa qué pase con los números, Roger siempre me parecerá mejor que Rafa, el mejor de todos, nunca vi a nadie jugar así al tenis. Es lo mismo que con Maradona y Messi, las estadísticas no me lo explican, Maradona es incomparable para mí, y eso celebrando la genialidad de Messi, que además es un pibe que me cae increíblemente bien, nos mejora un poco a todos, Messi.